lunes, 26 de marzo de 2018

Una ración de oreja con tomate en el popular Bar de los bocadillos de Guadarrama

Si tenéis oportunidad no dudéis en pasaros por el Bar Romantic, la casa del bocadillo en Guadarrama. Es un bar a la vieja usanza, nada de arquitectura moderna ni vanguardista. Un lugar hogareño y típico de pueblo de montaña, con TV para ver los partidos de fútbol entre amigos que se conocen de toda la vida ya que crecieron y jugaron en las calles del pueblo.

Yo conozco el bar desde hace muchísimos años, fácilmente unos 20. Es un clásico entre los compañeros que subíamos a la montaña de Guadarrama. De regreso a Madrid tras un día en el campo, parábamos a tomarnos algunas buenas raciones calientes, y por supuesto algún bocadillo, que allí son grandes no, gigantes. Son una barra de pan entera llena de comida, Lo recomiendo aunque solo sea por probar. 

Precisamente el otro día nos pasamos un amigo y yo a comer una fantástica ración de oreja con tomate que echábamos en falta, pues hacía tiempo que no nos dejábamos caer por allí. No esperéis una cocina elegante, ni vanguardista, ni nada por el estilo. Es cocina de bar "guarro" de barrio obrero de Madrid de toda la vida. Pero que bien saben y entran las raciones de esos bares, y como se echan de menos entre tanto modernismo. Por otro lado la relación cantidad y precio esta mas que bien, por poco dinero puedes salir comido y cenado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario